¿Qué es realmente un tatuaje?

tatuaje de calavera brazo

La palabra tatuaje proviene de la palabra “tatau” que en samoano significa marcar o golpear dos veces. Pero finalmente se incorporó a través de la palabra francesa “tatouage”.

Los tatuajes los encontramos en humanos y en animales, pero con motivos diferentes. El tatuaje se ha practicado desde tiempos inmemoriales en Japón, Nueva Zelanda, China, África, etc. El más antiguo está fechado en una sacerdotisa del antiguo Egipto, unos 2.000 años a. C.

Los tatuajes tienen varias utilidades: identificación, decoración estética, cosmética, religión, brujería, etc

Un tatuaje se realiza haciendo una herida en las capas profundas de la piel, que se rellenan de tinta; concretamente en la dermis.

Partes de la piel

La piel constituye una membrana gruesa, resistente y flexible que en el adulto llega a tener una superficie aproximada de entre 1’5 m2 y 2 m2. Se compone de tres capas de tejidos diferenciados:

La epidermis: la más externa

La dermis: la del medio

La hipodermis: la más profunda

 

Partes de la piel

 

La dermis tiene un grosor 20 ó 30 veces menor que la epidermis. Se encuentran los pelos y las uñas, y glándulas sebáceas y sudoríparas, los vasos sanguíneos y los nervios. Realiza una función protectora, ya que protagoniza la segunda línea de defensa contra los traumatismos, y constituye un depósito de agua, sangre y electrolitos.

Está formada por dos capas:

  1. Dermis superior. Es la zona más superficial donde encontramos receptores de presión o tacto (corpúsculos de Meissner).
  1. Dermis profunda. Da resistencia y elasticidad a la piel. Contiene fibras musculares que ayudan a la erección de los pelos.

El hecho de que los tatuajes sean prácticamente permanentes es debido a que las células de la dermis son muy estables, y no se renuevan constantemente como las células de la epidermis. También es debido a que los humanos tenemos un sistema inmunológico, que hace que la tinta sea fagocitada (“comida”) permanentemente por macrófagos (células inmunológicas). Estos macrófagos se activan como respuesta inmune, proveniente del sistema circulatorio, y llegando a la dermis, donde envuelve las gotas de tinta, y las almacenarán permanentemente. Por otra parte, se activarán los ganglios linfáticos regionales, que darán lugar a una respuesta inflamatoria (calor, hinchazón de la zona tatuada).

Macrófago microscopio

 

En resumen, un tatuaje no es más que la acumulación de millones y millones de macrófagos llenos de tinta, inmóviles casi permanentemente; ya que al contener sustancias ajenas y desconocidas no se moverán.

Es por este motivo, junto con la calidad de la tinta, que con el paso de los años los tatuajes perdurarán, ya que ésta está hecha de productos químicos derivados del petróleo, no biodegradables. Los macrófagos la mantendrán en su interior y no podrán destruirla, ni sacarla del organismo.

 

En el caso de tintas de baja calidad, hechas de materiales naturales y biodegradables, estos macrófagos podrán degradarse y expulsarlas del cuerpo.

 

Por otra parte, los pseudo tatuajes son otro mundo, ya que consisten en la aplicación de pigmentos sobre la superficie más externa de la piel. Normalmente se usa henna que es un pigmento vegetal rojizo, que se puede mezclar con otros elementos para cambiar el color.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s